Ley de emprendedores

Dale play al lector veloz.

El ecosistema emprendedor argentino es cada vez más grande, según el último informe de GEM (Global Entrepreneurship Monitor) 2015  la tasa de actividad emprendedora (TEA) aumentó 4 puntos porcentuales con respecto al año anterior (de 14% a 18%). Sin embargo, el mismo informe también reveló que el miedo al fracaso es una de los obstáculos más comunes entre los emprendedores locales, producido en principio por factores como el acceso al financiamiento, las políticas públicas y las regulaciones del mercado interno.

El reconocimiento de este problema está llegando de la mano del proyecto de ley para emprendedores elaborado por la Secretaría Pyme (SePyme) y apoyado por la Asociación de Emprendedores de la Argentina (ASEA).

Algunos de sus puntos más destacables de la ley para emprendedores impulsada por ASEA son:

Un nuevo tipo de persona jurídica: la Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) que es un modelo de legislación basado en el derecho anglosajón, que permitirá la creación de forma online en un día. De esta forma si el emprendedor suma a un socio, no debe modificar el tipo de sociedad jurídica.

Creación de empresas en 24 horas: Sacar el CUIT en 1 día. Abrir una cuenta bancaria en 1 día. y la posibilidad de emitir la factura a las 24 hs de haber iniciado el trámite.

Información contable online: si el emprendedor quisiera, podría tener toda la información contable obligatoria en su propio sitio de Internet. Lo que permite es reducir costos como las rúbricas y evitar el riesgo de perderlos o que el Estado esté impedido de acceder a la información.

Financiamiento a través de crowdfunding: la normativa prevé el sistema de financiamiento colectivo que permite a las personas a sumar su aporte de dinero a través de Internet a un proyecto que necesita fondos. También, el proyecto establece la posibilidad de pagarles a los empleados con acciones, sin que caigan en el Impuesto a las Ganancias.

“Factura Proforma Digital”: es decir que a partir de esta ley, podrán emitir proformas (pre factura) y enviársela a su cliente para que él mismo procese el pago sin que ello genere ni débito ni crédito fiscal. Con la novedad de que el cliente no puede tomarse el IVA hasta que pague la factura.

Empresas sustentables: las define como aquellas que sin resignar la búsqueda del lucro mediante la producción o intercambio de bienes o servicios, tiene por objeto principal resolver problemas sociales y/o ambientales y generar un impacto positivo en dichos aspectos para la comunidad.

Inversores: también es una figura contemplada por este proyecto de ley, ya que los considera una parte fundamental del ecosistema emprendedor. En la actualidad existen, inversores ángeles, aceleradoras, incubadoras, fondos de capital semilla pero lo que faltan son fondos que puedan llevar a otra escala a las nuevas empresas. La norma estipula un sistema de desgravamiento fiscal para quienes inviertan en estos fondos (entre el 10% y el 15% de sus utilidades anuales) similar al sistema de las SGR (Sociedades de Garantía Recíproca).

Este Proyecto de Ley que prevé solucionar varios de los problemas que los emprendedores suelen tener en la actualidad está a pocas semanas de llegar al Congreso para ser debatida. De aprobarse, Argentina sería de los primeros países de Latinoamérica en avanzar con este tipo de normativas dándole una figura jurídica a nuevos emprendimientos.

Leé el proyecto completo en este enlace.

Los comentarios están cerrados.